Vampire 69 Blog

Neo.Nazis Mongoles


Adoptando la filosofía nazi, de mantener una raza pura en la que no exista contacto con personas de otras naciones, principalmente de China, y aplicando una conducta racista como aspecto vital para preservar el control de la sociedad mediante persecuciones y asesinatos, tres grupos neonazis en Mongolia buscan su expansión para erradicar lo que ellos consideran como la invasión hormiga del gigante asiático.
A pesar de que los mongoles y otros pueblos centroasiáticos han sido blanco constante de ataques por neonazis en Europa del Este, al menos seis grupos con inspiración nazi se han creado en Mongolia desde 1990, pero de éstos sólo tres tienen una significativa presencia, donde las amenazas y ataques violentos han sido su forma de expresar el sentimiento anti chino.

Con ropa negra en la que resalta el símbolo nazi en color rojo, los miembros de estos grupos nacionalistas mongoles rinden honor a su ideología sin dejar de realizar el saludo que caracterizó al nazismo, con la mano derecha levantada a la altura del pecho y expresar con un sonoro saludo a su país: “Sieg heil! (¡Por la victoria!”).

NACIONALISTAS. Con su sede en la capital Ulan Bator, el grupo Tsagaan Khass (Esvástica Blanca), creado en 1990 y con no más de mil miembros, ha cambiado en las últimas dos décadas su manera de actuar en lo que considera la defensa de la patria y de la comunidad.
Especialistas en temas neonazistas indicaron al periódico británico The Guardian, que la postura adoptada por este grupo es una respuesta contra la desigualdad, la indiferencia política, la corrupción, las influencias extranjeras y la explotación de los recursos naturales del país.


Aunque los líderes de Tsagaan Khass aseguran que no apoyan la violencia que caracterizó a los nazis con Adolfo Hitler, informes de la policía local aseguran que decenas de palizas a viajeros chinos fueron perpetradas por miembros de este grupo, a lo que se suman amenazas, extorsiones y destrucción de negocios.
DAYAR. Otro de los grupos neonazis del país, Dayar Mongol (Toda Mongolia), creado a finales de 1998 y con una mayor presencia desde 2004, es sin duda el más conocido por contar con más de 4 mil miembros y tener actuaciones más agresivas, propias de las barbaries adoptadas por los seguidores del nazismo.
Zagas Erdenebileg, líder de Dayar Mongol, comparte el pensamiento de Hitler al asegurar que: “Si nuestra sangre se mezcla con extranjeros, seremos inmediatamente destruidos”. Erdenebileg declaró su odio abierto a los chinos, a los que acusa de estar envueltos en prostitución y tráfico de drogas y llevar la desgracia a Mongolia.

Según las referencias del líder del grupo Tsagaan Khass, identificado
como Big Brother (Gran hermano), se envía a varios miembros a las minas
del país para verificar que los propietarios cuenten con todos los
permisos legales y para conocer qué productos químicos tóxicos arrojan
al ambiente y denunciarlos. No se ha sabido ya de ataques violentos,
según indican las autoridades.


En 2008 uno de los dirigentes de este grupo fue ejecutado por un delito de sangre. La forma de operar de los miembros de este grupo es a través de la intimidación, extorsiones por “protección” a empresarios, a sus familias y negocios y a dar golpizas por encargo. Sus principales víctimas son chinos adinerados y clientes extranjeros que frecuentan burdeles.

BLUE. El tercer grupo nacionalista y con al menos 2 mil miembros, es el Blue Mongol (Mongol Azul), que desde su aparición después del 2005, se ha caracterizado por tratar de alejar a las mujeres del país de todos los extranjeros, en particular chinos.
Este grupo cuenta con numerosas denuncias por rapar las cabezas de las mujeres locales que tienen relaciones sentimentales con ciudadanos chinos. Incluso, según reportes de las autoridades, se han registrado decenas de casos en los que miembros de este grupo han marcado como si fueran ganado, a mujeres que reinciden en tener amoríos con extranjeros. El líder de este grupo fue condenado en 2008 por matar al novio mongol de su hija, por el hecho de que el joven estudió en China.
Mongolia, que limita con Rusia al norte y con China al sur, busca desde hace más de tres décadas desprenderse de la influencia china, lo que ha motivado el surgimiento de más agrupaciones neonazis, como Gal Undesten (Nación de fuego), creada en 2008 y que se suma a la lucha para erradicar la invasión de empresarios y millonarios del gigante asiático.



Tomado de: http://www.cronica.com.mx/notas/2013/771576.html

(Visited 69 times, 1 visits today)