Vampire 69 Blog

La Güera Rodríguez


En la historia de México y Latinoamérica el nombre de Ignacia Rodríguez se pierde en las voces del pasado, no así el apodo de la Güera Rodríguez, mujer de gran belleza y aguda inteligencia que habría de poner al servicio de la causa insurgente sus recursos económicos y políticos.

Para Alexander Von Humboldt y el joven Simón Bolívar, una de las mujeres más hermosas de la Nueva España antes de su independencia.
María Ignacia Javiera Rafaela Agustina Feliciana Rodríguez de Velasco y Osorio Barba Jiménez Bello de Pereyra Hernández de Córdoba Solano Salas Garfias mejor conocida como María Ignacia Rodríguez de Velasco o simplemente como la Güera Rodríguez.
Para Manuel de Tolsá, la Güera fue el rostro de la virgen en la iglesia de San Felipe Neri en la ciudad de México. Lo cierto es que Ignacia Rodríguez, la Güera, estuvo al lado de los insurgentes y como compañera sentimental de Iturbide impulsó la consumación de la independencia de México.

Como pocas mujeres de su época Ignacia sabía leer y escribir, ya que había nacido en una familia aristócrata. Se casó en tres ocasiones, sus primeras nupcias con Jerónimo López de Peralta de Villar Villamil, quien tras un rumor de adulterio solicitó la anulación del matrimonio.
Tiempo después, Ignacia contraería segundas nupcias con un acaudalado y anciano caballero de nombre Mariano Briones, quien murió dejándole viuda y rica. Y una tercera con Manuel de Elizalde, quien estuvo a su lado hasta su muerte.Al ser una mujer acaudalada, María Ignacia podía decidir su destino y decidió poner al servicio de la independencia de México, su inteligencia, fortuna, y relaciones políticas.Su posición en la esfera de la aristocracia novohispana, le permitía conocer los movimientos de las fuerzas realistas y proveía de información a los insurgentes, las tertulias eran su fuente de información y por tratarse de una distinguida dama, pocos eran los aristócratas que se negaban a asistir.
María Ignacia era una mujer a la que se le conocían muchos amantes y por lo tanto no era bien vista por la cerrada sociedad de la colonia.

Su simpatía con la causa insurgente la llevó a ser denunciada por herejía porque trató con el cura renegado, apóstata y excomulgado de Dolores, Miguel Hidalgo y Costilla. Su acusador fue el inquisidor Juan Sáenz de Mañozca.
María Ignacia no fue condenada por este delito ya que tenía información de los amoríos del inquisidor que la acusaba y fue puesta en libertad, luego de que no pudieron probarse los cargos en su contra.
Sostuvo una relación sentimental con Agustín de Iturbide, a quien impulsó políticamente para que negociara con el Virrey Ruiz de Apodaca, la consumación de la Independencia de México.

María Ignacia Rodríguez de Velasco y Osorio “La Güera Rodríguez” nació en 1778, en la ciudad de México y murió en1851. Heredándonos la lucha insurgente más allá de los campos de batalla para conquistar la libertad.
(Visited 65 times, 1 visits today)