Samantha Gradoville es una modelo estadounidense que pisa cada vez más fuerte en la industria